Cómo escoger el ERP óptimo para acometer la transformación digital de tu empresa

Ana Escalante

¿Eres un emprendedor, una pyme, trabajas en una empresa grande con su propio departamento de IT? La respuesta no importa. Desde que estalló la pandemia del Coronavirus, la transformación digital de todas las empresas, sin importar el tipo o tamaño, ha pasado de ser una necesidad a convertirse en una urgencia. La integración y automatización del ecommerce, la contabilidad, los envíos, el almacén, etc. son más críticos que nunca para incrementar la productividad de los negocios cuando no queda más remedio que recurrir al teletrabajo y responder a las nuevas demandas y hábitos de los consumidores.

Es fundamental no perder de vista que esta crisis global es, en muchos sentidos, una oportunidad. A nivel institucional, así lo han entendido los Estados miembros de la Unión Europea (UE), que han lanzado un plan para reactivar la economía inyectando ingentes recursos en el mercado con la condición de que las inversiones generen cambios disruptivos en las áreas donde identifican más carencias, entre ellas la transformación digital.

Por tanto, nos encontramos en un punto sin retorno a nivel empresarial. Todas las empresas, sin importar su tamaño o grado de digitalización, tienen que asumir que adaptarse al nuevo contexto es su principal modo de supervivencia. Es el momento de no perder el tiempo y los recursos en tareas administrativas y repetitivas que mantienen alejados a los gestores del replanteamiento de las estrategias que podrían poner sus negocios por delante de la competencia. Y eso significa invertir, con fondos públicos o sin ellos, en un software de gestión empresarial integrado o ERP.

Primer paso: Elegir el ERP que se adapte a mis necesidades

Para ello, los líderes empresariales pueden escoger entre las distintas ofertas del mercado:

·       Opción 1. Un ERP amplio en cuanto a las áreas de negocio que cubre, pero cerrado y de precio premium, tipo SAP u Oracle.

o   Inconveniente: Puede estar contratando áreas que su empresa no requiere en estos momentos y que incluso nunca necesitará. Además, al ser cerrado, no admite adaptaciones ni personalizaciones.

·       Opción 2. Un ERP nicho, que cubre unas pocas áreas empresariales, pero cerrado y de precio económico, tipo Contaplus.

o   Inconveniente: El software podría quedarse corto si la empresa en cuestión crece de aquí a un año, por ejemplo, y no le quedaría más remedio que invertir en software adicional e integraciones que le posibiliten cubrir las nuevas áreas de negocio.

·       Opción 3. Un ERP modular, que se adapta a lo que la empresa en cuestión necesita en un primer momento y a medida que crece permite ir añadiendo módulos para las nuevas áreas de negocio, tipo Odoo.

o   Inconveniente: Su flexibilidad hace que deba tener claro de partida qué módulos o áreas de negocio quiere que cubra el software. Aunque puede añadir otros módulos más tarde en el momento que los necesite, incluso si no lo había considerado en un principio.

 


Segundo paso: Elegir el profesional o empresa que le acompañe en la digitalización

Una vez que haya explorado el mercado, debe buscar un profesional o empresa con perfiles tecnológicos y expertos en la mejora de procesos de negocio que le ayude a acometer la transformación digital. Si desea optar con la opción 3, es decir, el ERP de Odoo, debe contar con la ayuda de un partner oficial que le ayude a reflexionar sobre esas áreas de negocio que necesita cubrir e incluso deberá asumir que quizás haya procesos que debe cambiar o mejorar. Con Odoo, al ser de código abierto, todo ello es programable y 100% personalizable si el partner cuenta con el suficiente músculo tecnológico y conocimientos empresariales. Porque una cosa es asimilar que la transformación digital es un proceso irrenunciable y otra es encontrar perfiles profesionales o empresas que puedan ayudarle a acometer el cambio. No es un ningún secreto que en el mundo IT los perfiles tecnológicos escasean, sobre todo si se trata de realizar integraciones complejas y ofrecer servicios de consultoría. De esta manera, si por ejemplo su negocio ya dispone de WooCommerce, Magento, Shopify o Prestashop como herramienta de comercio electrónico, podrá integrarlo con el ERP de Odoo aunque no tenga la web diseñada con este software y seguir adelante con la digitalización de su empresa.

La pandemia ha marcado un antes y un después en muchos ámbitos, en el empresarial también. Apostar por la innovación y la transformación digital siempre ha sido crucial, ahora, insistimos, se trata de una urgencia.

Contacta con Nubistalia si necesitas más información sobre cómo acometer la transformación digital de tu empresa.