La App de código de barras de Odoo dispara la productividad del almacén

Nubistalia, Cristián Courbis

Los almacenes o bodegas siempre han sido un rompecabezas de miles de piezas que no solo hay que colocar, también hay que gestionar para que sus movimientos sean lo menos accidentados y lo más ordenados posibles. Pero, hoy en día, con el comercio electrónico exigiendo el movimiento de ingentes cantidades de paquetes y productos a una velocidad de vértigo, los almacenes necesitan contar con procesos verdaderamente afinados para llevar la eficiencia a otro nivel, y esto no sería posible sin la ayuda de la tecnología. 

Es de sobra conocido que el software de Odoo es completísimo en términos de gestión de inventario, pero quizás no tanto que la App de código de barras lo es también, sobre todo cuando se trata de incrementar la productividad de los empleados. Esto se consigue porque permite a los operadores llevar consigo Odoo y mover los productos del inventario de forma muy rápida y sencilla. En concreto, pueden, por ejemplo, codificar productos, lotes, números de serie, pedidos o paquetes, encontrarlos, moverlos de un sitio a otro, con toda la información en la mano —literalmente— y de acuerdo a un plan o camino previamente trazado. 

La movilidad es crucial cuando hablamos de productividad. Que los operadores puedan llevar consigo un aparato móvil con la aplicación entregándoles información actual y fiable mientras se mueven por el almacén no tiene precio. Esto les permite saber no sólo cuantos productos tienen que mover y a dónde, también si esa información cambia sobre la marcha, según los pedidos entrantes o cancelados. Por no hablar del gran avance que supone poder escanear las mercaderías entre las estanterías más estrechas o zonas donde les resulta más incómodo moverse. Al final, todos los movimientos quedan reflejados en el inventario en tiempo real. 

Por otro lado, los pasos que deben seguir los productos o paquetes en el almacén se pueden predefinir dependiendo de si hay que registrar la entrada de un pedido o realizar transferencias internas dentro de él. En caso de que el operador quisiera crear una transferencia interna sobre la marcha podría, por ejemplo, escanear la localización en que se encuentra, luego el producto y, por último, escanear el destino del mismo cuando llegue a él. Lo bueno es que se pueden seguir rutas o pasos establecidos o crear movimientos nuevos. La App es totalmente customizable y conecta el almacén físico con el ERP, de manera que la mano derecha sabe perfectamente lo que está haciendo la izquierda.

En cuanto al hardware que acompaña a la App, Odoo hace tres propuestas. 

  1. Escáner Móvil con computador (opción más cara de las 3, pero recomendable porque el aparato cuenta con pantalla capacitiva como el de cualquier smartphone, lo que permite moverse por la aplicación). Ahora bien, es importante que venga con la última versión de Android OS y con los navegadores Mozilla o Chrome. 

  2. Escáner Bluetooth conectado a un computador de sobremesa local o tableta.

  3. Escáner USB conectado a un computador de sobremesa local. (opción más económica)


Para que todo este puzzle encaje hay que tener en cuenta ciertas cosas. Por ejemplo, es indispensable que el almacén tenga un buen wifi que cubra todo el espacio físico, sobre todo cuando la empresa tiene Odoo en modo SaaS. También es muy recomendable asignar un código de barras a cada zona o área para definir y seguir apropiadamente las rutas de las mercaderías. Por último, lo más conveniente es que cada producto llegue al almacén con su código de barras, si no lo mejor sería implementar algún proceso para incorporarlo en el punto de entrada. Y mucho más, porque cada almacén es un mundo, aunque no muy diferente el uno del otro.

Nubistalia tiene amplia experiencia en la gestión de Almacén

y la App de Código de Barras. Somos expertos en Odoo, póngase

en contacto con nosotros y le haremos un presupuesto.