Las ventajas del TPV o POS de Odoo para retail

Mucho cerebro al servicio de la máquina

Nubistalia, Cristián Courbis

La caja registradora del SXXI es una potente máquina movida por un cerebro capaz de registrar y gestionar todas las compras que se realizan en los comercios mediante diversas formas de pago. Cuánta más sofisticada, amigable e integrada sea esa masa gris, mayor será la capacidad de organización y rapidez de las transacciones realizadas, lo que representa un alivio y una ventaja para cualquier empresario y sus empleados.

En este blog vamos a hablar del brillante trabajo realizado por Odoo con su POS (Point of Sale) o TPV (Terminal Punto de Venta), puesto que consigue reunir las funcionalidades de las app de inventario y facturación e integrarlas con un hardware puntero (escáneres, cajas de iOT…), para sacar el mayor rendimiento de las actividades realizadas en cada una de sus tiendas y centralizarlas en un mismo lugar. 

De esta manera, un empleado que empieza su jornada laboral en una tienda del centro de Madrid puede iniciar su sesión y ver de forma muy visual en la pantalla cada uno de los productos disponibles en el establecimiento, agrupados en el extremo izquierdo de la misma por categorías o productos más vendidos, para que le resulte más fácil encontrarlos cuando llegue un cliente a la caja. 

Odoo CMS- Imagen simple flotante
Odoo CMS- Imagen simple flotante
Odoo CMS- Imagen simple flotante
























También puede poner una compra en espera o temporalmente abierta mientras un consumidor despistado va a buscar algún producto que se le había olvidado en la estantería o en algún probador. Mientras tanto, el empleado puede seguir tramitando compras y atendiendo a otros clientes y luego volver a la que estaba en espera y continuar con el pago hasta que el consumidor entregue el dinero en efectivo y reciba su ticket o boleto de compra. Este ticket también se puede configurar en el back end para personalizarlo y que incluya algún mensaje de agradecimiento o de despedida. ¡Todo detalle cuenta, por mínimo que sea, para agradar al cliente!

Y ya que hablamos de configuración, hay que destacar que Odoo permite configurar cada tienda o local por separado, aunque luego toda la información de los locales fluya al ERP. Por ejemplo, si además de una tienda en Madrid tenemos otra en Santiago de Chile, podemos:

 

  • Especificar para cada TPV de cada local un tipo distinto de moneda. 

  • Crear distintas categorías de productos por local e importancia de los mismos por país para que estén posesionados en la pantalla del TPV según su orden de importancia. 

  • Indicar el método de pago permitido en un local y otro (efectivo o tarjeta de crédito). 

  • Y puesto que el TPV está integrado con el módulo de ventas, aplicar listas de precios específicos para realizar descuentos de temporada o programas de lealtad al cliente por local o país.

El empleado que abrió la tienda situada en el centro de Madrid está a punto de cerrar su jornada laboral, así que procede a cerrar su sesión y validarla en el sistema. Toda la actividad que ha realizado, como ventas, devoluciones, etc. queda registrada y ya puede marcharse a casa despreocupado sabiendo que la persona que lo sustituya tan solo tendrá que iniciar sesión y centrarse en atender como se merecen a los clientes que llegan hasta su caja.